lunes, agosto 03, 2009

Analfabeto de mi sexo

Tu qué dices que no es el tiempo para hacernos el amor

que la profecía no consigue ser el texto de tu cuerpo

que la burda idea de vernos desnudos

será en la ceniza de la posteridad

 

te difamo    cobarde

inútil       asolapado     analfabeto de mi sexo

eres la demencia que nace de la voluntad

la hoguera reprimida

el vértigo que existe en una sed que no entiende

 

macho que se ofende por mi virilidad

por ser yo quién te diga: deseo

 

abreviado        con puntos y comas     grillo que no sabe tararear

 

lesiona esa calentura con la que solo escribes

no será mi piel en el torso de tu espalda

no será la gota en la saliva de mi labio

no serás y punto

 

lo seré donde no te importa

donde te caben las ganas

en la orilla del colibrí 

en el norte o en el sur

donde repunta mi clítoris

 

lo seré     despacio    con las piernas abiertas

con el universo y sus agujeros negros

allí, donde jamás verás mi solsticio!

6 comentarios:

Ophir Alviárez dijo...

Me hiciste recordar una estrofa:

"Y me pide y le pido
y me vence y lo venzo
y me acaba y lo acabo"



Idea Vilariño

Luissiana Naranjo dijo...

Bello recordatorio Ophir, gracias por pasar...!

Amorexia. dijo...

Realmente muy bueno. Siempre estan los que necesitan virilidades machistas para repuntar en su masculinidad, y estamos los que encontramos dichosos la mujer sumisa que se levanta y toma imperio en nosotros de su sexo.

Gran texto, Un placer encontrarte en la red.

Deshora.

Alexánder Obando dijo...

Esta es una Povocación Irreverente que a don Javier Solís jamás se le hubiera ocurrido.

Felicidades.

Luissiana Naranjo dijo...

Gracias Amorexia, dichosos los hombres que se dejan recibir...gracias por pasar!!


Ale, no sé quién es Javier Solís, valga mi ignorancia, pero gracias por pelmear la ocurrencia...

Angus dijo...

Buenísimo poema. Pura esencia.