viernes, mayo 01, 2009

Cumpleaños: Me celebro y me canto… Walt Whitman

Suavizo la idea de celebrar los natalicios con la versión de Walt Whitman y su canto a sí mismo. No siempre en mi caso fue una celebración pero empiezo con ese poema vivificador:

Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

Vago... e invito a vagar a mi alma.
Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
para ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.

Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Sé cuál es su misión y no la olvidaré;
que nadie la olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción,
y abro de para en par las puertas a la energía original de la naturaleza desenfrenada
.

DE "CANTO A MÍ MISMO".

Sí, nuestra lengua y cada molécula de la sangre nacen aquí en esta tierra; los padres, sus padres y los vientos de éstos. Nacemos bajo la pulsación rítmica del corazón de nuestras madres. Y ese día cuando vemos la luz por primera vez o la primaria exhalación, -sin tener memoria de ello-, ese día trasciende de importancia no solo para uno sino para todos los que nos esperan alrededor.

Es la utopía del nacimiento, del que vendrá, será y amará… con dudas, aciertos, sinsabores…y todo lo inesperable.

Cuando nació mi hija descubrí la verdadera razón del porqué celebrar cada año su nacimiento. Y la celebración se hace mutua. Primero, entre ella y yo. Y luego, entre aquellos que la aman y han tocado su vida de alguna forma. Repito la historia de mi madre, donde el día de su cumpleaños, llamaba a mi abuela para felicitarla y darle las gracias por concebir su existencia.

Antes de eso, los cumpleaños eran humaredas peligrosas en mi fe. Nací y crecí en una organización religiosa donde era prohibitivo celebrarlos. Balbuceaba de envidia cuando otros niños tenían su día de helados, confites, regalos y piñata.

Valoro ese sentirse especial por un día, ojala que esa auto valía fuera a cada instante pero sino -un día al año- nos daría ese sentimiento pleno de ser regalo para el mundo, de existir para dejar surco y sembrar flores silvestres para que otros las huelan.

Esa infancia casi rota, a no ser -por la poesía- que me dio latido… era llena de soledades, prohibiciones y fantasmas. No entendía las teologías que circundaban sobre la no celebración de mi nacimiento. Años después, comprendí los débiles argumentos que amenazaban las conciencias dis que cristianas.

Recuerdo, que a los 9 años hasta le robé 50 pesos a mi madre para inventarme la mejor fiesta de cumpleaños en el vecindario. Tuve una vecina, Zelmira, que hizo de su hogar, una lamparita para mis deseos y junto a sus dos hijas, por compasión a mis destierros me complacía hasta su alcance. Fue un hada mágica en mis cuentos. Aún la visito con una especial ternura. Sin duda, aquella fiesta que me celebró a escondidas, en un mes y día cualquiera, con helados, gelatina y piñata junto a mis vecinitos fue un canto a mí misma, a mi vida y a todo el asombro que vendría después…

Desde hace 6 años descubrí con mi hija, lo memorable de un cumpleaños o una navidad. Lo que trasciende en nosotros como momentos únicos y de ser aún con abreviación, el motivo de celebrarnos a la exclusividad.

Cada fiesta es el momento oportuno de la familia para el reencuentro. Hasta eso habíamos perdido al no celebrarlos.

Todos nos ovacionamos como parte de unos y de otros.

El requisito en mi familia para ese día es que los adultos se vuelvan niños otra vez y rompan brechas como de que solo hay piñata y bolsitas para los más pequeños.Disfrutamos de esos juegos. La piñata de los grandes, además de los confites, está llena con toallas, papel higiénico, sopas o refrescos instantáneos, cebollitas secas, cualquier elemento que dé humor a la situación. Las madres golpean la piñata y se tiran al suelo como fieras con hambre. Es un momento de máxima adrenalina y disfrute. Al final, todos llevan su bolsita a casa, niños y padres.

Entonces, me cuestiono el trasfondo de esa magia. ¿A dónde la maldad? ¿A dónde se infiltra lo pagano en lo pueril? Me duele preguntarme eso. Todo queda atrás -es cierto- pero sin duda, no celebrar cumpleaños marcó mi existencia.

Los motivos que se alegan para no participar en tal actividad es primero, que constituyen un acto de idolatría hacia la persona que cumple los años. Segundo, porque muchas de estas festividades tienen un origen pagano; y tercero, porque la Biblia o no las menciona como prácticas de esa época, o dan un informe desfavorable de las mismas.

Esto me convirtió en una niña segregada de mi propia sociedad. Sin derecho a preguntar, y menos a tener respuestas inteligentes. Así que con emociones silenciadas, me perdí de celebrarme, de celebrar a otros y junto a otros.

Solo para los que tengan curiosidad, sin revolver lo mágico con lo teológico, cito del libro: "Razonamiento a partir de las escrituras" (Watch Tower S.A., 1989, EEUU), en la pagina 96, la siguiente definición de lo que para ellos, es un cumpleaños:

"El aniversario del día en que uno nace. En algunos lugares, el aniversario del nacimiento de una persona, especialmente el de un niño, se celebra con una fiesta y dando regalos. NO ES UNA PRÁCTICA BÍBLICA":

Génesis 40: 20-22: "Ahora bien, al tercer día resultó que era el cumpleaños de Faraón, y él procedió a hacer un banquete para todos sus siervos y a alzar la cabeza del jefe de los coperos y la cabeza del jefe de los panaderos en medio de sus siervos. Por consiguiente, devolvió al jefe de los coperos a su puesto de copero, y este continuó dando la copa en la mano de Faraón. Pero al jefe de los panaderos lo colgó, tal como les había dado la interpretación José"

Mateo 14: 6-11: "Pero cuando se celebraba el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías danzó en la función, y tanto agradó a Herodes que él prometió con juramento darle cualquier cosa que pidiera. Entonces ella, aleccionada de antemano por su madre, dijo: “Dame aquí en una bandeja la cabeza de Juan el Bautista”. Bien que se contristó el rey, sin embargo, por consideración a sus juramentos y a los que estaban reclinados con él, mandó que le fuera dada; y envió e hizo decapitar a Juan en la prisión. Y la cabeza fue traída en una bandeja y dada a la jovencita, y ella la llevó a su madre."

Concluyen por estas -dos citas bíblicas que mencionan los dos asesinatos- que la celebración de los cumpleaños no tiene respaldo divino. Además, como todo lo que está registrado en la Biblia cumple algún propósito, se supone que al mencionar estos hechos desfavorables, tal celebración debe evitarse.

Se argumenta a la par de dicha información y con denotaciones de "paganas" a tal celebración. Lo justifican también porque los primeros cristianos no lo celebraban como práctica habitual, por lo tanto, sus orígenes nacen de la magia y la religión falsa.

Luego, hacen referencia de que los griegos creían que los hombres llevamos un "daemon" (demonio) dentro y que salía en cada cumpleaños, y que por eso, lo celebraban, para controlar al "daemon"... Total: cumpleaños = a celebración pagana.

Galimatías para justificar lo injustificable. Cuando miro la emoción de mi hija desbaratando el papel de sus regalos, soplando con intensidad las velitas mágicas, metiendo su cabecita en la torta para morder el pastel, golpeando a brinco la piñata, conjurando con sus primitos y familiares entre juegos, abrazándome como si ese fuera el único momento de su existencia… arremato contra la estupidez de dos versículos bíblicos que borraron de mi vida todos esos momentos.

Ahora, soy libre y me canto hasta la afonía… le canto a mi hija para que ella siempre se sepa cantar, al unísono con los latidos de cada año de su existencia.

 

http://www.youtube.com/watch?v=4KZg0RbRHEs

 

http://www.youtube.com/watch?v=CXwIyzulPsY&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=Q8cTmbU0xVo&feature=related