lunes, enero 25, 2010

Detrás de la libélula...

2010_01200014

font>

Es mi sombra. La piedra y yo, remolcando esta absurda espera. Vale la demora. El tiempo es infame cuando no sabe aletear el próximo vuelo.

2010_01200016

Sigo deteniéndome. Es crucial esperar algo. A un otro que vuele conmigo o cómo arrullarse sola entre tantas hojas!

2010_01200017 

De todos lados miro escombros afectivos, residuos de existencia. Pedazos de manía que nos deja la cotidianidad.

2010_01200024

Quiero decir que tengo alas, que alimento la osadía de saber combatir.  Me levanto. Pienso que sé pensar.

2010_01200019

Pero no es cierto, recaigo entre cualquier hoja que fluye más alto que mis miedos. Sigue la espera del otro minuto, del otro día que se profetiza muerto.

2010_01200021

Sé contemplar. Ni derecha ni izquierda. La hoja se posa delante mío, de frente, con la mudez que se vuelve ya tan natural. Nada espero más que un doblez entretenido!

2010_01200022

La tierra me da su árida perspectiva. Soy ese vestigio de abandono. Sigo detenida en mí misma.

2010_01200026

Ahora miro lo que miro en otro. Le veo de frente. Sin la timidez de este azul que me domina. Se llama deseo.

2010_01200027

Me acerco. Al fin, el sol disfraza la agonía de esperarlo. Sé que es aquel, el que me encuentra. No soy en él más que un instinto!  

2010_01200023

La espera termina en el siguiente turno. La piedra no guarda tanto rastro. Camino con ligereza para encontrarlo!

2010_01200013

Tanta rutina para hacerle el amor!

7 comentarios:

Fabio Zoroa dijo...

Hola Luissiana! Me gustó mucho la mezcla de foto - poema, de cuando en cuando uno encuentra una foto (un pedazo arrancado de la realidad y congelado en el fluir del tiempo) que sin duda asocia a algo que quiere escribir, o que te llega profundo en el ser y te da un leitmotiv. Esta frase me encantó: Pienso que sé pensar. Suena a Wittgenstein, bien podría ser "Creo que sé pensar".
Saludos,
Fabio

Luissiana Naranjo dijo...

Hola Fabio, me alegra que hayas pasado por estos rumbos de naufragio interno. Sobre la frase, no he leído mucho a Wittgenstein y me motivas a husmearlo. Igual, mis saludos grandes!!

Fabio Zoroa dijo...

Hola! Te recomiendo "Sobre la certeza", es quizá el trabajo más emblemático del segundo Wittgenstein (durante sus primeros años estuvo asociado al Círculo de Viena, y esa parte de su teoría no es tan interesante como su segunda producción, la que muchos han calificado de "proto-postmodernista")
Saludos,

Luissiana Naranjo dijo...

Gracias, Fabio, lo voy a hacer!!
Saludos gratos

Ophir Alviárez dijo...

Hermosa la prosa se vuelve poema que invita al detalle, al vuelo, a la entrega, al instinto.

Me gusta la forma y el fondo.

Un abrazo de 2010

Ophir

Luissiana Naranjo dijo...

Hola Poeta, me alegra tu paso por acá. Abrazos también.

Alejandra Valverde Alfaro - Lya dijo...

Son hermosas la historia detrás de la imagen y la imagen detrás de la palabra...

Creo que la fotografía es una grandiosa forma de escribir en silencio. Los elementos, aunque algo dispuestos ya, quedan a nuestro antojo para tomarlos con rima o sin ella. Es como ver la palabra de colores, estáticas (en apariencia), pero indudablemente gritonas.

Saludos sinceros