sábado, marzo 13, 2010

en las zanjas también pelean los sapos y las ranas

rana

Históricamente en el mundo han existido distintos movimientos, tendencias o corrientes literarias: clasicismo, humanismo, renacentismo, romanticismo, naturalismo, simbolismo, modernismo, generación del 98, expresionismo, futurismo, cubismo, dadaísmo, realismo mágico, decadentismo, hermetismo, dadaísmo, tremendismo, ultraísmo, entre otras más.

Y algunas son muy particulares de cada país. Muchas se cerraron entre períodos o etapas cronológicas; según el momento histórico y geográfico donde surgieron.

Otras se definen según sus ideas partidistas, trascendentales y sociales. Inclusive por su estilo de vida o contracultura.

Algunos escritores se destacan más que otros pero de todos se aprenden.

Las más recientes tendencias han sido sustituidas por brechas generacionales que persiguen la simulada “posmodernidad”. Y casi siempre cada grupo descalificando al anterior.

La literatura costarricense es demasiado joven. Algunos escritores o grupos se identifican por algunas de estas tendencias o actitudes, según nuestro siglo de existencia. Mi fin no es definir cuáles corrientes tenemos sino como a partir de ellas han surgido posiciones dominantes, rencillas, y egos de ranas de zanjo entre escritores y sus grupos de guerrilla.

La estupidez emocional ante la propia eminencia. Como si la historia no tuviera lugar para todos. Como si el aplauso sufriera de una escasez disonante. Y cada grupo se acuerpa de sus propios señoríos; sus propias editoriales, sus comodines institucionales y universitarios, sus propios festivales, premios, padrinazgos periodísticos, revistas culturales o blogs cibernéticos. Y según, la tendencia, nadie escribe o nadie “es” hasta que ellos lo concluyan. Ellos deciden a sus consagrados.

¿Quién es un autor consagrado? En base a qué se determina? ¿Es un regulador preferencial según los gustos personales? ¿Se basarán en las reseñas de algunos investigadores a quienes solo les dio la gana incluir a sus prospectos elegidos en sus estudios antológicos?

Si se le pregunta a cualquiera sin estudios literarios en Costa Rica, quién es un autor consagrado, responderían según sus memorias a los que leyeron en la escuela, o los que reciben premios, a los que lograron posesionarse de sus nichos y que son publicitados por los mismos medios de comunicación.

Hace poco me encontré una persona que se asombró, y digo –es un intelectual-, de encontrar a tantos autores jóvenes y no tanto, con un libro propio en la mano leyendo en un festival. Y porque no decirlo tampoco sabía si yo tenía o no publicaciones, después de estar más de veinte años en el oficio y activa.

Hay mucha ignorancia de quiénes escriben en este país y el porqué…sería el motivo para un gran Congreso Nacional. Y es que entre nosotros mismos NO nos conocemos, NO nos leemos, NO nos estudiamos. Preferimos al autor extranjero, al novel del momento o al grupito particular de nuestras andanzas literarias.

Los que nos llamamos solos -disfrutamos de todos-, aunque lo ideal sería “un estar con todos”. Un festival para todos, una editorial para todos, un premio para todos. Un programa estatal y cultural que incluya a todos.

Mi convicción de lo que hago lo dirá siempre el lector, una obra consistente y mi propio compromiso perenne de que es un oficio lento y silencioso.  Pero ese "todos" con la capacidad de criticarnos en sustancia o evaluarnos para crecer daría otras posibilidades históricas a la literatura costarricense. Nos posesionaría a tener no solo una solidez nacional sino una participación más activa a nivel  centroamericano, latinoamericano y por qué no, mundial.

No es de extrañar las disonancias constantes entre escritores y otros. Cada país tendrá su propia historia al respecto. No podemos evitarlo desde que entendemos que siempre existirá tanta variabilidad humana, limitada humildad, disfuncionalidad para el elogio e irrespeto por la diferencia. Cito varios ejemplos.

Cervantes luchó en su carrera de escritor contra la hostilidad de un grupo de intelectuales cuyo líder era Lope de Vega. Lope logró que Baltasar Gracián del “El Criticón” le embistiera indignamente las “Novelas” y Cervantes respondió a los ofensas en la II Parte del “El ingenioso hidalgo”, específicamente en las palabras del prólogo. Todo se debía a la rivalidad por el teatro. Cervantes quería hacer una escuela teatral y competir con Lope, la cual no fructificó. Tanta energía gastada entre ellos para que cada uno obtuviese su lugar por la consistencia de sus virtudes. Vega logró la inmortalidad de haber creado un teatro en que están los gérmenes del futuro y que en el siglo XVII alcanza su cabal preponderancia. Y Cervantes triunfa en los corazones de todos los siglos.

Otros dos grandes autores hispanos, Luis de Góngora y Francisco Quevedo mostraron públicamente sus rivalidades y discrepancias de estilo. Cada uno criticaba duramente los textos del otro. Y fue así uno de los duelos más encañizados de la historia literaria.

Otro caso fue el de Émile Zola. Tenía enemigos por doquier. Algunos sin límite, en especial, los académicos de la época, pues hicieron una campaña elevando la superioridad de Guy de Maupassant y Paul Bourget con relación a sus trabajos.

Y podría continuar con muchos casos y de todos los tiempos, donde no solo surge la envidia, los celos, la competencia académica, sino la rivalidad por lo religioso, lo político, la marginalidad por el género, entre el mismo género o por su preferencia sexual.

Regresando a mi pedazo de tierra donde los egos se masturban, sé que las diferencias difícilmente serán plausibles y encontrar esa unidad tan necesaria se ve cada vez más utópica. Algunos creen que ya tienen su lugar en la historia y estas reivindicaciones son innecesarias. Y lo serán, si entre nosotros nos borramos mutuamente.

17 comentarios:

J.P. Morales dijo...

Las rivalidades son asunto serio. Yo las he vivido principalmente en el medio musical, el medio metalero, para ser exactos. Los seguidores de un género le serruchan el piso a los del otro, se desprecian entre grupos, se sabotean conciertos, etc, etc. Siempre me he preguntado cómo pretendemos surgir como escena metalera nacional si nosotros mismos no lo permitimos. En la literatura pasa igual. De hecho, yo mismo empecé hace poco a meterme en el mundo literario nacional contemporáneo, el cual tenía muy de lado. Mi formación universitaria casi no incluyó literatura costarricense reciente, por lo que fue gracias a las llamadas de atención de un compa escritor, Warren Ulloa, que conocí a muchos autores. Lastimosamente, no todo el mundo tiene quien le llame la atención y lo que es peor, muy pocos se la llaman por su propia cuenta. Al menos a través de los blogs vamos creando cierta comunidad. Un abrazo.

Marialuisa Giovannini dijo...

Eso se pasa en la pintura tambien , será la naturaleza de la HUMANIDAD ?
Que Lastima !!!
De acuerdo conJ.P.Morales "almenos a través de los bloges vamos creando cierta comunidad " y amistad
ciaooo

Luissiana Naranjo dijo...

J.P. yo tiro la guinea y por mí misma, porque como dices pocos se llaman la atención por su propia cuenta y me he propuesto a leer más lo nacional y a tratar de obtener sus obras. Hay sorpresas demasiado buenas. Y sin duda, con un año de estar por los blogs he aprendido, conocido, revalorado a la excelencia de autores que tenemos. Muchos sin blog pero promovidos por los mismos. Por la reacción ajena también como dices la serruchada seguirá y los egos inflados de sapo! Gracias por tus comentarios. A ver cuando escucho tu música también!!

Marialuisa, me fui corriendo a ver tu blog y me encantó lo que ví, en especial el arte por los caballos. Técnicas muy sutiles y colores muy bellos. Y cierto, sé que pasa con todos los gremios artísticos. Sabemos que es un trabajo en solitario pero si lo vemos desde otro enfoque da lástima como dices porque con tanta energía creativa y unida se lograría más. Afectos poéticos.

Rossi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Luissiana Naranjo dijo...

Hola Rossi, no me he dado cuenta en donde y por qué motivo me tuvo que defender el poeta Ruffino, si lo hizo pues le agradezco. De otro modo si es por mi poesía, ella misma se defiende sola.
Ya son muchos años que se acustumbra uno a este pozo de ranas!!

Luissiana Naranjo dijo...

jajaja, sí ya leí a Dante que de infierno no tiene nada más que balbuceos tontos sin fundamento. Limitada, bloff y alzada y todo lo que quiera decir,jajaja. Sí ya olfateé en contra de quién está (me honra ser parte)y a favor de quién. Si escribiera mejor se lo perdono pero ni eso hace.

Saludos, Rossi. Y gracias por el detalle!!

Luissiana Naranjo dijo...

ahh, Rossi, traté de dejar mi respuesta pero su -grupo- porque solo no anda, no aceptó mi comentario! todo lo veo muy montado pero el asunto lo entierro acá. Seguir en la lucha creativa, es lo más importante!!

Marco Cañizales dijo...

Me encanta, me dejas publicarlo en Repertorio?

Luissiana Naranjo dijo...

Saludos Marcos, claro, sería un gustazo!!! Afectos poéticos

Laura Casasa dijo...

Hola Luissiana. No sé a raíz de qué nace tu comentario, pero tenés toda la razón. Yo lo que veo son muchas parcelas, muchos feudos, muchas personas que tienen ambiciones profundas. Creo que nuestro charco es muy pequeño y, por lo tanto, hace más estrecho el espacio. Creo también que hay muchas poses y muchas apariencias. Siempre he pensado que será el tiempo quien dicte las cosas. Y mientras tanto, que, como decís vos, hay que trabajar desde la madurez. No creo necesariamente en el silencio, pero sí creo necesariamente en una actitud distinta, más humilde, pero también más genuina. Un abrazo.

Luissiana Naranjo dijo...

Saludos poeta Laura, fue un gusto oírte en Transitarte!


Y sin duda, el tiempo tiene las mejores razones!

Lo más sano es mostrar indiferencia cuando alguien te quiere causar daño,(también depende de quién sea) y como soy dueña de mì misma, no lo permito.

Han dado mucho burumbum a un patán que ni tiene valor de dar su nombre y ha difamado a varios con argumentos baratos pero así hay muchos y con nombre! Uno intuye el aprecio verdadero y la cizaña disfrazada!

Que cada quién asuma su propia libertad para crear o para destruir. Que unos no superen su propias rabias es índice de su inseguridad e infelicidad!

Abrazos, poeta amiga

Marialuisa Giovannini dijo...

Gracias por las tuas palabras , serà que consegui trasmitir el respeito e amor que tengo por ellos ?
Voy seguir tu blog , es muy interessante ,aunque tengo difficuldade de escrever comentarios en Castellano , viviendo aqui ahora , pero no las tengo para ler (:
Afectos artisticos de mi parte .

Estatuilla de sal dijo...

no todos los anónimos somos negativos pero me huele a alguien que te conoce bien o a algunos que se sienten con ego herido y subestiman a otros por su propia ignorancia y su ser "nada", que es lo que son. Sigue adelante!!

wílliam venegas dijo...

Vengo a leerla en la divagación de la imagen y me encuentro con ese ensayito. Tal vez la polémica más intensa en la literatura ha sido la de Lope de Vega con Cervantes, al punto que Lope escribió una segunda parte del Quijote (el mal llamado apócrifo), que Cervantes se obligó a desmentir escribiendo su inigualable segunda parte, ¡Puñeta, carajo!, donde le da chilillo a la de Lope. Eran otros tiempos.

wílliam venegas dijo...

Lussy: ¿para qué pone censura previa? Eso de 'El autor del blog debe aprobar todos los comentarios'. Si alguno se pasa de tono, se borra y punto. Es bueno ver el comentario de uno antes de irse, por si acaso se necesita una (de)construcción o hay algún arrepentimiento a lo escrito.

Luissiana Naranjo dijo...

Estatuilla, quién sea, no me interesa, lo más probable como dices tira puñales por un lado y por otro lado finge ser mi conocido o amigo porque de todo hay en el universo! Bienaventurado sea, no define lo que soy!!


Rossi, disculpa que borré tu comentario pero no creo digno incluir el nombre del anónimo porque también es mi derecho eliminar su sombra de este espacio y no darle ninguna importancia. Además lo que escribe no es crítica es rencilla verbal y destructiva.


William, saludos. Ciertamente fue una disputa histórica la de Lope y Cervantes pero no se comparan con los cacareos del gallinero tico con su hostilidad y su sentido de desvalorizar a alguien porque no ha tenido premios o no se le ha publicado en editoriales estatales. La historia de los mismos demuestran que han sido retribuidos por círculos de amigos y movimientos y no por su calidad literaria. Hay sus excepciones, por supuesto. A mi no me vengan diciendo que un autor vale por su Magón y sus 8 premios porque conozco plenamente esos chorizos chinos!! A ninguno lo honro por sus adjetivos sino por su verbo humano y riqueza textual!!

Y disculpa que ponga moderación no es censura, es moderar los comentarios...libertad de expresión es una cosa y libertad de ofensas es otra!! Aprecios grandes!

Luissiana Naranjo dijo...

ahh William, ese "ensayito" (no sé si es por cariño que lo dices o por un diminutivo...?), no lo considero como tal, yo las denomino opiniones al revés porque son mis puntos de vista. Por supuesto, un ensayo tiene otras calidades!!

Gracias por pasar!