jueves, abril 15, 2010

Humareda

images

me suelto el cabello para insinuarte,

miras despacio donde el jabalí se esconde,

aquí está la montaña perdida,

el oráculo donde pecan los ángeles…

 

fluyo entre simetrías

en ese lugar que no tiene rincones

 

voy despacio

agitada

incauta

hasta llegar a ese punto exacto de tu ángulo

 

¿es esta la inmensidad de ser ...

un dios diminuto,

una lengua que sigue  su paso,

o dos caderas que flotan de aturdimientos?

 

vendrá la quietud que no mata,

las corrientes manando en la entrepierna

él, yo,

o este juego de decirnos -ambos-,

cruzando el cielo para no despertar.

17 comentarios:

Ophir Alviárez dijo...

Vendrá la quietud que no mata y seguirá habiendo diminutos dioses, infinitas lenguas, caderas y sueños de los que a veces, sólo a veces, no provoca despertar...

Tosí tras tu humareda.

Ophir

Marialuisa Giovannini dijo...

Que decir Luissiana: bellissimo !
Un abrazo dorado (:

Luissiana Naranjo dijo...

jaja, cierto Ophir vendrán...
aprecios.

Otro, a vos MariaLuisa.

Gracias por pasar a ambas.

wílliam venegas dijo...

Mi querida Luissiana, leo en el primer verso:
"me suelto el cabello para insinuarte"
pero me parece que leo o debiera leer:
"me suelto el cabello para insinuarme"

¿insinuarte? ¿insinuarme?
Fui al otro blog suyo, algo le escribí ahí. Nos vemos, ojalá que haya la Luna que no hubo la última vez.

Luissiana Naranjo dijo...

Will, yo me insunúo, tu te insunúas, que más da... poesía no es filología. Saludos Will

wílliam venegas dijo...

Bueno, Luissiana. Lo cierto es yo nunca podré soltarme el cabello... sería un exceso poético que ningún hipérbaton es capaz de recoger.

Luissiana Naranjo dijo...

me has dado una risa con solo imaginarte al son de pavo real! saludos

wílliam venegas dijo...

Luissiana no es que yo no tenga pelo; lo q tengo es exceso de piel en la cabeza.

"La ternura jamás será reemplazo ni deshecho"

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima amiga Luissiana:

Me quedo con todo tu poema como un cumplido, me quedo, también, con el comentario exquisito de Ophir.

No fumo, nunca he fumado, tomo, siempre he tomado y me arrepiento de no hacer solo lo primero:

pero toso, nos embriagamos de humo, toso..., disculpen, toso...

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Darilea dijo...

Bellísima descripción del momento.
Besitos

Luissiana Naranjo dijo...

Cierto Will, es mi filosofía de la ternura.

Frank, Frank... que lindo es toser tras humaredas poéticas, que sigamos tosiendo...

Y saludos también Darilea.

Muñeca dijo...

precioso blog te sigo!

MaLena Ezcurra dijo...

Ays me deshago entre tus letras!!

Ardiente y pasional (como dice el tango)


Te abrazo poeta.


MaLena.

poeta y soñadora dijo...

me gusta pasar por este blog, es inspirador!!

Luissiana Naranjo dijo...

Saludos Muñeca, Malena bella con su tango y la dulce soñadora!!

Jilthy dijo...

Muy linda su poesía, llega al alma y al entendimiento también.

Luissiana Naranjo dijo...

Saludos Jilthy, gracias por tu cpomentario!