domingo, septiembre 13, 2009

anaranjada sed

 

tengo la piel que cede a su color mandarina

la premura de sentirte imaginario

cerca

tan cerca

como vuela la espesura de una nave

que llega pronto a su fin

vuela, vuelo

tan naranja es la imaginación

tan sedienta la estrella

tan ciego el dorado de un pez

 

Todo atrapa mis sueños entre formas y colores

todo es tan marítimo,

tanto de luna

tanto de fuego

tanto de mi