miércoles, septiembre 30, 2009

Pececillo dorado...

me miras, lo sé, pececillo dorado,

andas donde la burbuja no te alcanza,

donde el miedo se infiltra en el vidrio

y en esa forma extraña de aletear...

 

sigo detrás tuyo

con reglas que no empiezan ni terminan

a medias floto sin el espacio de que sean suficiente

solo a la mira de decirme que sigo viva,

viva para nadar!!