miércoles, mayo 05, 2010

Tapiz ruso

2010_05050019

Tengo en la cocina

un tapiz ruso con flores y venados en el bosque,

a los lejos,

sobresale una casita

empotrada en esa lejana mentira que llaman –felicidad-,

allí,

la que soy,

encierra sus noches cuando no duerme,

corre en los potreros diciéndole al aire que ya nadie la persiga,

se esconde detrás del pinar hasta que huya esa manía

por sospechar de todas las cosas.

 

La que mira sigue despierta.

Toma el café con ese disimulo de que no debe repetir.

 

Todo le parece abandonado,

el cuerpo que perdió el juicio en la desnudez,

los libros que no tienen ausencia en la mesa,

las flores a las que no encuentra un jarrón donde ponerlas

porque le gusta, maldita sea,

–esas- que digan algo más

que un tapiz con venados en el bosque

y lleno de lirios muertos.

 

Me dice que abra la puerta

porque en su noche

la verdad siempre es una llovizna,

asesinos y pederastas,

marejadas de aceites en el mar,

minas que asustan lapas y su árboles.

 

Ella, la que dice ser,

no sabe si mirar el tapiz

o detrás de la ventana.

 

Se desune de lo que puede escribir,

si de vírgenes que ya no son y lloran su himen,

si de madres que son solo madres de sus hombres,

o de sí misma, frívola y profana de exactitud.

 

Ya es hora de salir de la casita,

los venados seguirán en reposo para siempre,

los zapatos los deja allí, donde no deben estar,

el cuerpo lo deja allí, donde sí debe estar,

y hace un doblez perfecto

para guardar el tapiz.

9 comentarios:

Ophir Alviárez dijo...

Esa lejana mentira que llaman felicidad a veces te roza, sólo hay que saber reconocer el instante y dejar que los venados sigan correteando en el jardín...

un beso y gracias por ese pedacito de sueño...

Ophir

Amorexia. dijo...

aveces el tapiz no es tan inmobil, pero igual de vacio. la proseción va por dentro.

deshora.

MaLena Ezcurra dijo...

De.lirio son tus palabras, qué bonita poesía hay en tu casa.


Un beso,



M.

Luissiana Naranjo dijo...

gracias Ophir, a veces los roces se hacen más leves cada vez, pero sí que los que hay por meros "raticos"...abrazos

Amorexia, sin duda, la procesión todos la llevamos, es la ventaja, no somos los únicos desfilando... otro abrazo.

MaLena, me encantan tus comentarios, animosos y empujadores!! y sí la poesía está en cada rincón.

besos

Darilea dijo...

Guardar el tapiz, plegarlo hasta descubrir un jardín fuera de las cuatro paredes de tu casa.
Un besito, muy bellos versos.

Anónimo dijo...

La quimera o la razón del ser humano se da por la perspectiva de vida que cada quién idaliza, por no pdemos ir por el mundo guiados por la mentira, cuando no hay mayor ralidad que vivir con la verdad de frente, soñar es uno de los grands talentos de hombre (genero) pero al final debemos abrir los ojos y disfrutar las pequeñas cosas que enemos a nueto alcance. Gracias por tan linda visión de un sueño.

Luissiana Naranjo dijo...

Saludos Darilea, y Anónimo(lo incluí por lo lindo que dice pero en fin es anónimo)... los viajes del sueño, si son sueños se disfrutan pero la realidad es un viaje tangible que aunque duela, por más que duela, es vivible!! cuando toca vivir hay que hacerlo... gracias por pasar a ambos!!

wílliam venegas dijo...

Lucy Luissiana: vengo, leo y disfruto, pero igual me transcurren las imágenes hacia el logro de una especie de fábula, moraleja incluida. Lucy: manejas muy bien tu oficio, arte, don, lo que quieras al llamarlo: es tu poesía.

Luissiana Naranjo dijo...

Gracias Will, tampoco defino lo que es pero sin duda, es mío, algo muy mío...
mi estilo es no tener estilo,

aprecios