jueves, febrero 26, 2009

alas

j0412072 

 

Me poso inmóvil en un tronco con las alas ceñidas…

 

Sosegada me asusto.

 

Detengo mi revoloteo para tan solo recordar que puedo volar.

 

Apenas ayer,

fui una oruga que pensó que su vida sería un arrastre para siempre.

 

No lo era hasta que llegó el siguiente día.

 

No lo soy ahora.

 

¡¡ Mariposa de alas abiertas!!