domingo, marzo 22, 2009

Arrebato de un domingo pirata

thepiratecode-00017-512x288-la

 

ni siquiera me diste la brevedad de escuchar tu voz

-a lo mejor me hubiese gustado-.

 

solo leí curiosa tus notitas de perfil,

el barullo fraseado de un latín que no traduzco,

el caminito de charcos que dejó una araña triste,

el grito de la revolución mexicana,

y el no ser parte de tu red de amigos.

quizás tengas el estilo de cazador inagotable:

mata presa y las deja perdidas

¡¡…!!

 

no inscribiste tu código pirata

en lo inverso de mi muslo,

a pesar de que me dejaste abandonada

en un isla seductora

y con solo municiones para un día.

te hubieras robado el tiempo conmigo!

 

dos náufragos…. en medio del mar y su guerrilla de vivir!

 

me dijiste que al regresar del Gym “serías todo mío”

pero yo solo quería pedacitos tuyos,

un sorbo en tus labios de té verde. 

¡ya ves…no todo lo simple es bueno,

ni todo lo bueno se cumple!

posiblemente,

te asuste como soy bajo el umbral,

la que es…

en su telaraña de ver el mundo y punto.

sirena en su soledad.

ya no importa, en fin,

si el botín perdió su valor

o si ambos ganamos con la misantropía.

 

no iré al combate si quiero tus ojos.

no tengo piel para buques y ofensivas

solo para que me abracen.

quizás te borre con dulzura

o deje tu nombre en mi Messenger

como el berrinche o el sarcasmo

de un domingo pirata.